Fibromialgia y Síndrome de sensibilización central

Fibromialgia y síndrome de fatiga crónica

¿Podría ser la causa una alteración de la flora bacteriana intestinal?

¿Qué causa la Fibromialgia (FM) y síndrome de fatiga crónica (SFC)?

La respuesta a esta pregunta continúa desconcertando a los investigadores, tanto que algunos incluso hancuestionado si la condición existe. Ahora, un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York, puede haber arrojado luz sobre una causa biológica, después de descubrir que los pacientes con fatiga crónica tienen un microbioma intestinal alterado. Los investigadores encontraron que las personas con SFC tienen anomalías en su microbioma intestinal.

La autora principal Maureen Hanson, de los Departamentos de Biología Molecular y Genética y Microbiología en Cornell, y sus colegas publican sus hallazgos en la revista Microbiome. También conocido como encefalomielitis miálgica (EM), el síndrome de fatiga crónica (SFC) es una condición caracterizada por fatiga extrema que no mejora con el descanso. Además de la fatiga persistente, los síntomas utilizados para diagnosticar EM / SFC incluyen sueño no reparador, dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, dolor de garganta, ganglios linfáticos del cuello o axilas, problemas de concentración y memoria, y agotamiento y enfermedad graves después del ejercicio o esfuerzo mental. Se puede hacer un diagnóstico de FM/ SFC si cuatro o más de estos síntomas duran 6 meses o más. Otros síntomas de la condición pueden incluir problemas visuales, mareos o desmayos, confusión mental y colon irritable. Debido a que los síntomas del SFC son muy similares a los de otras enfermedades, la condición puede ser difícil de diagnosticar.

Otro factor que hace que el SFC sea difícil de diagnosticar es que la causa de la afección es desconocida. A pesar de años de estudio, los investigadores no han podido llegar a una conclusión definitiva sobre qué desencadena el SFC, lo que lleva a algunos investigadores a sugerir que la afección es psicosomática, es decir, es causada por ansiedad, estrés u otros factores psicológicos. Sin embargo, Hanson y sus colegas dicen que su nuevo estudio ofrece evidencia de que el SFC no es psicosomático, después de descubrir que las personas con esta afección tienen anomalías en el microbioma intestinal: la población de microbios en el intestino. Reducción de la diversidad de bacterias intestinales, bacterias antiinflamatorias en FM/SFC. Para llegar a sus conclusiones, los investigadores analizaron las muestras de heces y sangre de 48 personas que habían sido diagnosticadas con SFC, junto con las muestras de 39 controles sanos. En comparación con las muestras de heces de los controles sanos, las muestras de heces de pacientes con SFC mostraron una diversidad reducida de bacterias intestinales, menos bacterias antiinflamatorias y más bacterias proinflamatorias.

Datos sobre CFS

  • Las mujeres tienen de dos a cuatro veces más probabilidades de desarrollar FM/ SFC que los hombres.
  • Mientras que los niños pueden desarrollar FM/SFC, es mucho menos común que los adultos.
  • Actualmente no existen tratamientos para el FM/SFC que hayan sido aprobados por la FDA

El equipo investigador señala que tales anormalidades en las bacterias intestinales se ven a menudo en las muestras de heces de pacientes con enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa, que son enfermedades inflamatorias del intestino. Además, los investigadores encontraron que las muestras de sangre de pacientes con FM/SFC contenían marcadores de inflamación. Dicen que esto es probablemente el resultado de bacterias que ingresan a la sangre debido a un intestino permeable, que se ha desencadenado por problemas intestinales.

El equipo explica que cuando tales bacterias ingresan a la sangre, esto puede desencadenar una respuesta inmune, que podría exacerbar los síntomas del FM/SFC. Usando la información recién obtenida de muestras de heces y sangre, los investigadores encontraron que podían diagnosticar correctamente el SFC en el 83 por ciento de los pacientes, un resultado que podría allanar el camino para nuevos métodos de diagnóstico y tratamiento para la enfermedad.  "En el futuro, podríamos ver esta técnica como un complemento a otros diagnósticos no invasivos, pero si tenemos una mejor idea de lo que está sucediendo con estos microbios intestinales y pacientes, tal vez los médicos podrían considerar cambiar las dietas, utilizando prebióticos como fibras dietéticas o probióticos para ayudar a tratar la enfermedad ", explica el primer autor Ludovic Giloteaux, del Departamento de Biología Molecular y Genética en Cornell.

Los investigadores admiten que no pueden determinar si las bacterias intestinales alteradas son una causa de FM/SFC o un resultado de la enfermedad, y esto es algo que planean investigar en estudios futuros. Aún así, creen que sus hallazgos podrían ayudar a obtener una mejor comprensión de las causas subyacentes del SFC. "Nuestro trabajo demuestra que el microbioma bacteriano del intestino en pacientes con FM/SFC no es normal, lo que puede conducir a síntomas gastrointestinales e inflamatorios en las víctimas de la enfermedad. Además, nuestra detección de una anormalidad biológica proporciona evidencia adicional contra el concepto ridículo de que la enfermedad es de origen psicológico ".

Deja un comentario