Fibromialgia y Síndrome de sensibilización central

Dada la variedad de síntomas de los pacientes con FM, el tratamiento indicado actualmente por los estudios científicos se basa en la atención multimodal y multidisciplinar. Por un lado, se hace hincapié sobre la educación e información de los pacientes acerca del problema que padecen, pues la mayoría de las veces no conocen las causas de por qué se sienten mal, además de la integración de tratamientos farmacológicos y otros no farmacológicos indicados por síntomas como el dolor intenso, trastornos del estado de ánimo, problemas de sueño y fatiga. Dos tratamientos no farmacológicos tienen una amplia evidencia científica: ejercicio y terapia cognitivo-conductual.

En nuestro Centro pretendemos trasladar las recomendaciones que los estudios científicos han probado a los pacientes, estableciendo un tratamiento completo o parcial, según la necesidad de cada paciente. Es recomendable rellenar el Cuestionario de impacto de Fibromialgia, al ser una herramienta útil que puede ayudar en el diseño de un plan de terapia multimodal a medida. Esta evaluación multidimensional fiable y válida también puede ser empleada para monitorizar la función, los síntomas y el impacto general de FM con el paso del tiempo.

Educación

La educación del paciente es la piedra angular del tratamiento multimodal de la FM. El aspecto educativo debe incluir el conocimiento por parte del paciente de la fisiopatología de la FM, especialmente los recientes avances en neurobiología. Además, formación acerca de la importancia de la autogestión que incluye información sobre ejercicio, los hábitos de sueño y el establecimiento de expectativas realistas, aunque todo esto rara vez puede lograrse durante una sola sesión. Se ha demostrado la eficacia de la educación del paciente en varios estudios cuando se proporciona como parte de un plan de tratamiento multimodal.

Ejercicio

El ejercicio se ha demostrado ser eficaz en el manejo de algunos síntomas, como el dolor, la actividad reducida y mala calidad de vida. Se han propuesto sesiones de moderada actividad y de intensidad leve durante una duración de 30 minutos al menos dos veces por semana.

Terapia cognitiva conductual

La terapia cognitivo-conductual puede usarse para dirigir pensamientos negativos sobre el dolor y su exacerbación con la actividad y puede apoyar el cambio de comportamiento mediante mejoras en la autoeficacia de la gestión de los síntomas. Es importante la adherencia a un curso completo de esta terapia, con los consiguientes beneficios asociados.

Tratamiento farmacológico

1. Antidepresivos: existen estudios que han encontrado una disminución de serotonina y noradrenalina en la sangre de los pacientes con FM y los antidepresivos aumentan la concentración de estas sustancias a nivel neuronal. Existen diferentes clases de antidepresivos: los antidepresivos tricíclicos, los Inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSN) y los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).

  • Antidepresivos tricíclicos: La amitriptilina es el antidepresivo más estudiado en el tratamiento de los síntomas. Los estudios clínicos han demostrado reducciones en el dolor, problemas de conciliar el sueño y fatiga. Los efectos secundarios comunes incluyen somnolencia, sequedad de boca y aumento de peso.

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina

  • Duloxetina: Una revisión sistemática de la eficacia de la duloxetina encontró una reducción del dolor superior al 30% para dosis entre 60-120 mg /día. Las dosis menores (20-30 mg / día) no demostraron efectos significativos. Tiene un modesto efecto en la mejoría del sueño. Los posibles efectos secundarios de la duloxetina incluyen náuseas, palpitaciones, dolor de cabeza, fatiga, taquicardia e hipertensión.
  • Milnacipran: (no está comercializado en España actualmente). Una revisión Cochrane describe pequeño beneficio en la reducción del dolor, fatiga y mejora de la calidad de vida, pero no se detectan mejoras en el sueño. Se ha propuesto una dosis efectiva de 100-200 mg / día. Se ha sugerido que como Milnacipran es ligeramente más noradrenérgico que la duloxetina, puede ser más adecuado para personas que presentan problemas de fatiga y memoria. Sin embargo, también es más probable provocar hipertensión.
  • Fluoxetina, Paroxetina y Sertralina. En un metaanálisis, se describen moderados efectos de la fluoxetina sobre el dolor, el sueño y la fatiga. Los efectos secundarios de los ISRS incluyen náuseas, disfunción sexual y aumento de peso. La fluoxetina o la paroxetina (20-40 mg / día) pueden ser eficaces en aquellos pacientes con ansiedad y depresión.

2. Anticonvulsivantes
Se cree que el efecto analgésico de los anticonvulsivantes se produce a través de una reducción en la liberación de neurotransmisores implicados en el tratamiento del dolor como el glutamato y la sustancia P.

  • Pregabalina (Lyrica) está aprobado por la FDA para el tratamiento de síntomas de FM. Una revisión Cochrane describió una reducción del dolor del 30%, pero un modesto efecto sobre la fatiga y el sueño y ningún impacto en la función diaria. La dosis estándar va desde 50 / día hasta 600 mg / día, en dosis divididas. Los efectos secundarios incluyen sedación, aumento de peso y mareos.
  • Gabapentina. El uso de gabapentina para el tratamiento de FM está poco estudiado. Una revisión Cochrane que investigó la gabapentina en el tratamiento del dolor neuropático y FM incluyó sólo un estudio que investigó su efecto sobre los síntomas de FM. Este estudio describió una mejora del dolor (reducción significativa del 30%) y función y un efecto modesto sobre los problemas de sueño. La dosis recomendada varía de 800-2400 mg / día, en tomas divididas. Los efectos secundarios incluyen sedación, aumento de peso y mareos.

3. Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE)
No hay evidencia que respalde la eficacia de los AINEs en el tratamiento del dolor en FM a largo plazo. Pueden ser utilizados en casos de dolor persistente o moderado a grave, con la menor dosis y duración posible, para minimizar cualquier efecto secundario.


4. Opioides
La aparente hiperactividad del sistema opioide endógeno en FM puede explicar la ineficacia general de los opioides. Tramadol es comúnmente utilizado, aunque los beneficios pueden explicarse por sus efectos leves sobre ISRS (inhibición selectiva de la recaptación de serotonina). Su uso se ha asociado con una reducción significativa del dolor (30%) en casos de dolor moderado o severo y persistente. Tramadol con o sin paracetamol, se ha sugerido en dosis entre 50 y 100 mg cada 6 h. Los efectos secundarios a tener en cuenta incluyen la sedación, la posible adicción (al ser opioide), desarrollo de tolerancia y hiperalgesia inducida por opioides.

Terapias complementarias

En su revisión reciente (2016) en el tratamiento de FM por García et al. Identificaron cuatro terapias alternativas que fueron recomendadas:

  • La acupuntura,
  • El Qi-Gong (ChiKung)
  • El yoga
  • El taichi

Existen además otros tratamientos que algunos estudios han mostrado ser eficaces en algunos pacientes como la estimulación transcraneal (eléctrica y magnética) y la administración de lidocaína intravenosa de forma lenta y en sesiones repetidas.